Portavelas reciclado

 

Como hacer un portavelas reciclando una lata de atún.

En mis recorridos por internet, encontré esta manualidad sencilla y preciosa, muy creativa. Cómo hacer un portavelas  reciclando una lata de atún.  Las latas de atún se pueden reutilizar y hacer muchas cosas, entre ellas un porta velas que te vendrá genial si tienes una cena y quieres decorar la mesa. Además es muy sencillo de hacer y en tan solo unos pasos le cambiarás el aspecto y le darás otro uso a esa lata.

Materiales:

·  Lata de atún pequeña.

·  Cinta de doble cara.

·  Tela de arpillera.

·  Cordón o cuerda de sisal.

·  Arena de la playa.

Proceso:

  1. Toma medida del ancho de la lata, no es necesario que tengas metro, sino que con la tela la colocas en la lata y marcas el ancho deseado. Corta una tira de la tela con este ancho y a continuación quita dos hilos para que quede despeluchado.
  2. Coloca cinta de doble cara en el contorno de la lataSi no tienes cinta de doble cara, este paso no es prescindible pues irá sujeto al final, es solo para colocarlo mejor.
  3. Aplica a continuación la tela, tapando todo el contorno de la lata, corta la tela sobrante.
  4. Da tres vueltas con la cuerda por toda la lata con la cuerda de sisal.
  5. Haz ahora una lazada y corta la cuerda para que quede un lazo pequeño.
  6. Introduce la arena hasta la mitad de la lataSi no tienes arena puede ser piedritas pequeñas, es para que la vela quede más levantada y se pueda encender con comodidad.

7.       Coloca la vela dentro y tendrás listo tu portavelas, de una manera fácil y económica.

 

Anuncios

Lo que ha de ser…..

 

A qué grupo perteneces tu?

Imagen

RECICLAR MANUALIDADES: VENTAJAS Y ALGUNOS EJEMPLOS

El reciclaje es una acción que muchas personas ya realizamos a diario. En nuestros hogares ya no es extraño tener cubos de distintos colores y tamaños para clasificar los residuos según los materiales con los que hayan sido elaborados. Sin embargo, lo que no todos sabemos es que esta no es la única forma de hacerlo.

¿CÓMO Y POR QUÉ DEBEMOS RECICLAR MANUALIDADES?

¿Has pensado alguna vez que tú podrías ser el diseñador de las soluciones para tu casa, tu zona de trabajo o incluso de los juguetes de tus hijos e hijas? En esto consiste el reciclaje de manualidades, una forma divertida y muy económica de crear artículos con materiales de productos usados.

Un buen porcentaje de las cosas que tiramos a los cubos de basura podrían tener una segunda oportunidad. Y no nos referimos solo a reutilizar botellas de plástico, envases de vidrio o a dar la vuelta a un folio con anotaciones. ¡Hay mucho más!

Se trata de no darles el mismo uso, sino activar tu creatividad y buscar nuevos recursos y soluciones. Elaborar artículos con materiales reciclados no sólo puede ser gratificante para ti como persona, sino que, además, tiene un impacto positivo en el medio ambiente. ¿Cómo se refleja dicho impacto?

Evitas la producción de nuevos productos para el consumo, en los que, a su vez, las empresas invierten más recursos.

Contribuyes a reducir los niveles de contaminacióngenerados durante la quema de residuos orgánicos en las plantas tradicionales.

Ayudas a reducir el consumo de ciertos recursos, como el agua y la energía empleados en los procesos de fabricación de nuevos productos.

Impulsas redes de Comercio Justo o negocios alternativos que fomenten el respeto por el medio ambiente, las prácticas sostenibles, la igualdad, la justicia social y la reducción de la pobreza.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE RECICLAR? TE EXPLICAMOS 5 RAZONES

Basura en nuestros océanos, ríos llenos de desperdicios, ciudades cuyo aire es irrespirable… Nos sobran los motivos, ¡pongámonos en marcha!

Reciclar es una de las actividades cotidianas más sencillas y gratificantes que podemos llevar a cabo. Tanto, que puede participar cualquier miembro de la familia, incluso los más pequeños de la casa.

Reciclar es también un ejemplo de responsabilidad social y cuidado del medio ambiente. ¿Lo practicas?

Ahorramos energía y luchamos contra el cambio climático

Si reciclamos reducimos el trabajo de extracción, transporte y elaboración de nuevas materias primas, lo que conlleva una disminución importante del uso de la energía necesaria para llevar a cabo estos procesos.

A menor consumo de energía, generamos menos CO2 y reducimos el efecto invernadero. Es decir, que reciclar en casa supone ayudar al planeta y contribuir a luchar contra el cambio climático.

Usamos menos materias primas

Si reciclamos el vidrio, el papel o el plástico ya no hay necesidad de hacer uso de tantas nuevas materias primas para fabricar productos.

De este modo ahorraremos una cantidad importante de recursos naturales y conservaremos, entre otras cosas, nuestros bosques, los llamados pulmones del planeta, cuyo trabajo es fundamental para descontaminar el ambiente.

Fabricamos nuevos productos

A través del reciclaje se crean nuevos productos. Aunque nunca te hayas parado a pensarlo, hay objetos cotidianos que nacen a partir del reciclaje. Muchas cajas de zapatos tienen su origen en los tetrabriks, una llanta de neumático se puede fabricar con esas mismas latas de refresco que guardas en tu frigorífico, y ese forro polar que tanto te abriga tiene su origen en las botellas de plástico PET. Ten en cuenta que estos productos necesitan menos agua y energía, y generan menos contaminación durante su proceso de elaboración.

Hay muchas empresas que han puesto en marcha el ecodiseño con el objetivo de diseñar pero respetando el medio ambiente. Incluso reutilizan objetos tan diversos como las señales de tráfico o los neumáticos y les dan un uso totalmente distinto.

Creamos puestos de trabajo

Reciclar en casa supone preservar el medio ambiente y algo tan importante como ayudar a la creación y al mantenimiento de puestos de trabajo. Porque el proceso de reciclaje de residuos necesita de empresas y personas trabajadoras que recojan los distintos materiales y los clasifiquen.

Preservamos el medio ambiente

Si reciclamos, la industria contamina menos el aire al reducir la cantidad de emisiones de gases efecto invernadero, protegemos nuestros suelos porque los residuos van al lugar correspondiente y no se acumulan en las aguas de nuestros ríos y mares. Al usar los residuos orgánicos para el compostaje de nuestros jardines o cultivos, evitamos los fertilizantes químicos.

También estamos protegiendo nuestros acuíferos y preservando el hábitat natural de muchas especies. ¿Eras consciente de las consecuencias de un acto tan cotidiano como el reciclaje de los materiales que ya no utilizamos?

Una forma creativa y divertida de colaborar con el medio ambiente, son sin duda las manualidades con reciclaje. Esta alternativa de reciclaje, es una forma ecológica y económica de crear por ejemplo muebles, accesorios o incluso elementos de decoración para nuestros hogares.

Como ya hemos dicho, una forma de decorar tu casa pasa por el reciclaje. Las manualidades recicladas no son sólo con muebles, sino también con elementos de decoración como lámparas hechas con pinzas, floreros en base a botellas, papeleras o ceniceros hechos con latas, y así un sin fín de ideas.

Otra de las cosas que podemos reciclar, y que pocas veces se hace, es la ropa. Las modas cambian muy rápidamente y pronto acabamos con decenas de prendas en nuestros armarios que no tienen salida alguna. Reutilizando y personalizando estas prendas, podremos crear diseños propios con el estilo y la personalidad que más nos guste.

QUE MATERIALES SE PUEDEN UTILIZAR PARA RECICLAR Y REALIZAR TRABAJOS DE MANUALIDADES:

En realidad, todos los materiales se pueden reciclar. Solo basta con saber la resistencia de los mismos para la aplicación de algunos tipos de pegamento, la flexibilidad para poder recortarlos, la capacidad de resistir peso en el caso de cestas, bolsos, porta revistas, etc. En fin, es cuestión de observar y saber cual es el proyecto a realizar de acuerdo al material que vamos a emplear.

 

Trabajos en miniatura, con base en papel.

Amigos, encontré esta pagina en facebook y de verdad que se presentan allí trabajos en miniatura realmente extraordinarios, manufacturados con exquisita delicadez y super sobrios. Visitenla. Le va a gustar.

https://www.facebook.com/chicche.sandra/

 

 

Si esto no es la felicidad total, entonces no se que sera…

De verdad que si esto no es felicidad, debo aprender mucho sobre el concepto. DIOS bendiga a este niño en su mondo genial. Pinchen el link

Felicidad total

RECICLANDO UN BLUE JEAN

Como es mi pasión darle una segunda oportunidad a esas cosas que ya no usamos como en un inicio, tome estos pantalones de blue jean y esta vez me sirvieron para realizar un bolso que puede servir para otras cosas, además usarlo como cartera. No solo para esto se pueden reciclar estas prendas en desuso, también se pueden realizar manteles individuales, alfombras, blusas, en fin, lo que la imaginación te permita. Cabe destacar que lo hice totalmente cosido a mano, ya que no dispongo de una máquina de coser, lo cual no me represento ningún impedimento para realizar este proyecto. ESPERO QUE TE AGRADE!!!.

MATERIALES:

Pantalón de Blue jean

Telas para la parte interior o forro

Tijeras para cortar tela en buen estado

Hilos / agujas / alfileres

Plancha

Accesorios varios para adornos

PASO 1:

Toma el pantalón y corta la parte inferior o las botas hasta el tamaño que te guste. Yo lo hice tamaño mediano. Descose las costuras de uno de los lados para que te queden abiertas las dos piezas. Una vez cortadas, te sugiero que les planches las orillas para darle un mejor acabado al momento de ensamblar y coser las partes. Como en la foto:

                                  

Ya tenemos el cuerpo del bolso.

PASO 2:

Una vez cortadas las dos piezas, procede a cortar de igual maneras dos piezas en tela de forro o de algún otro tipo de tela que te agrade del mismo tamaño que las de blue jean. Igualmente, plancha las orillas para un mejor acabado.

PASO 3:

Vamos a darle forma a nuestra parte de adentro o el interior de nuestro bolso con los bolsillos que siempre nos ayudan a organizar nuestros objetos. Yo, SIEMPRE CON MI MANÍA DE RECICLAR, buscando por ahí, en mi closet me encontré con antiguos estuches para lentes, un monedero que ya no uso, un porta-cosméticos…. Y QUE TAL? Pues los usé como bolsillos de una de las tapas internas, de la otra tapa hice algunos organizadores en tela de forro. Puedes hacer tantos bolsillos como te guste. ¡A mi, me encantan bastantes ya que cuando voy a salir de casa no me gusta llevar varios bolsos, Todo lo guardo en uno solo y listo!!!

      

Como puedes ver, por dentro mi bolso tendrá muchos bolsillos organizadores, tú puedes poner los que gustes.

PASO 4:

Una vez realizado el ensamblado de la parte interior del bolso, las reservamos para proceder a decorar o poner las aplicaciones y/o adornos que deseamos para la parte externa del mismo. Esto, con la finalidad de que no se vean las costuras o marcas de pegamento (en caso de usarlo) y que el interior se vea de lo mas prolijo. Para ello, en mi caso realice a mano, flores en tela y guata, a las que le agregue lentejuelas, botones, cintas, colgantes. Tu puedes poner la decoración que quieras. Yo hice dos flores en tonos pastel. Te muestro:

            

Decore la parte superior frontal con una cinta que también cosi a mano. Y las flores me quedaron asi:

Tambien disperse de manera casual algunas “pastillas” de pedreria en blanco, y con eso logre tapar algunas manchas que tenia mi tela.

PASO 5:

Ahora toca a la parte trasera del bolso. Para ello utilice dos pedazos de mangas de una camisa que fue reformada. Y me quedo asi:

PASO 6:

Procedemos a realizar las tiras o se las podemos poner de algún otro bolso que ya no sirva. Yo las realice ya que no tenía unas para reciclar.  Corte las piezas y las planche para poder coserlas al revés. Luego, con la ayuda de un lápiz o una aguja de tejer le di la vuelta al derecho, las planche nuevamente y las ubique en la parte superior de ambas tapas del bolso.

  

PASO 7:

Una vez realizado este paso, ya podemos ensamblar los forros con las tapas. Ajustamos ambas y procedemos a coser con costura reforzada pero que no se vea para que nuestro trabajo quede estético.

Así nos quedan ambos interiores.

     

PASO 8:

Ahora, ya es la parte final. Cosemos ambas piezas, nuevamente con costura reforzada ya que nuestro bolso el algún momento llevara peso y debe ser resistente a los lavados.

Y finalmente!!!

Esta es mi idea. Tu puedes hacerlos como sea tu preferencia, el chiste es atreverse a hacerlo y que te guste el resultado final. Espero que estos pasos te sirvan de apoyo para realizar tus propios proyectos.

 

Anteriores Entradas antiguas